¿Qué se pone en juego en estas elecciones?

El 27 de Octubre hay elecciones legislativas a nivel nacional, ya que como su nombre lo indica, no hay en juego cargos ejecutivos nacionales, sólo se renuevan Diputados y Senadores.  Sin embargo, también se eligen Diputados y Senadores provinciales en algunos distritos, como así también Gobernador y Vice.

La elección nacional se centra en las 127 bancas de la Cámara de Diputados y las 24 del Senado. Sólo 8 provincias eligen Senadores en este turno electoral: Santiago del Estero, Ciudad de Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Salta, Entre Ríos, Tierra del Fuego y Chaco. De estas 24 bancas, 12 corresponden al Frente para la Victoria, 3 a partidos aliados al FPV, 4 a la UCR, 2 al PJ Federal, 1 a la Coalición Cívica, y 2 al Movimiento Popular Neuquino. En este esquema, sin dudas el oficialismo es quien más bancas pone en juego, pero es también, quien más bancas posee en la “Cámara Alta” actualmente, con un total de 33 bancas propias y 7 en manos de sus habituales aliados.

En Diputados la situación es similar, el oficialismo posee un bloque de 112 diputados propios, siendo la primera minoría, pero sus aliados suman 23, lo que le permite al Frente para la Victoria un total de 135 bancas. De éstas, pone en juego 47 en total, 34 propias y 13 de sus aliados. La UCR que posee 41 diputados, pone en juego 26 bancas, más del 50% de su bancada, caso que se repite en el PJ disidente. Este pone en juego 17 de las 27 bancas que posee. El PRO pone en juego 8 de sus 13 bancas, y los partidos que integran el FAP renuevan 10 de las 22 que poseen en la actualidad. Otros partidos ponen en juego 19  bancas, entre ellos el Movimiento Popular Neuquino, Proyecto Sur y la Coalición Cívica, entre otros.

En la “Cámara Baja” además, se ponen juego las presidencias de los bloques. Juliana Di Tullio va por la reelección en la provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, bancada que preside. Pino Solanas, podría ir a la Cámara de Senadores, lo cual obligaría a su bancada (que pone en juego todas su bancas) a buscar nuevo presidente, o bien integrar una bancada conjunta con sus socios de UNEN. La UCR también debe decidir su organización interna, ya que el jefe del bloque, Ricardo Gil Lavedra, quedó fuera de la puja por su banca en las PASO de Agosto. En Senadores en cambio, el Jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, obtendría su reelección sin problemas, siendo de los bloques mayoritarios, el único que pone en juego la banca de su presidente.

En el plano provincial la cuestión se torna más compleja. Dos provincias eligen gobernador, fruto del desfasaje de haber tenido intervenciones federales, estas son: Santiago del Estero, cuyas elecciones quedaron en suspenso luego de que la Corte Suprema de Justicia suspendiera esta semana las elecciones ejecutivas por considerar que Gerardo Zamora, no puede aspirar a un tercer mandato. La otra es Corrientes, donde Ricardo Colombi de la UCR obtuvo su reelección en el mes de Septiembre.

En cuanto a las legislaturas provinciales, son trece las provincias que eligen Diputados y/o Senadores provinciales. Estas son: Ciudad de Buenos Aires, Prov. De Buenos Aires, Córdoba, Salta, Mendoza, San Luis, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero (que serán reprogramadas), Chaco, Jujuy, Corrientes y Misiones. En total se renuevan 356 bancas entre Diputados y Senadores provinciales.

Por último, resta decir que cientos de municipios renuevan parcialmente sus Concejos Deliberantes y autoridades locales. De esta forma, las elecciones de medio término de nuestro país, son la posibilidad de renovar los poderes legislativos a nivel nacional, provincial y local, y ponen en juego el poder de los distintos partidos a lo largo y ancho del país, dando más poder a los oficialismos o bien castigándolos en las urnas.